El ministro de Salud provincial, Mario Kohan, señaló que el uso de la prueba de antígeno amplía la capacidad de diagnóstico y también aumenta la velocidad del diagnóstico.

En declaraciones a la Agencia Provincial de Noticias (APN), el funcionario explicó la inclusión del recurso como «otro método de diagnóstico, aunque aclaró que el diagnóstico básico sigue siendo la PCR (hisopado rápido para covid)».

“Hay pruebas rápidas por gota de sangre que buscan anticuerpos, lo cual no hacemos, y por otro lado hay pruebas de antígenos, que también se realizan sobre una base molecular. Se hace limpiando y buscando material que detecte el virus en pacientes sintomáticos”, agregó.

Kohan destacó la sensibilidad y especificidad de las pruebas de antígenos de segunda generación, ya que las pruebas de primera generación no fueron tan exitosas y aclara que no buscan reemplazar la PCR.

“Durante los primeros siete días utilizamos la prueba de antígeno de segunda generación. Estos tienen una gran sensibilidad y especificidad en la detección de la enfermedad y la inclusión de esta prueba agrega otra herramienta para diagnosticar la enfermedad.

No es que reemplace a PCR. Si le doy la prueba de antígeno a un paciente con síntomas compatibles y la encuentran negativa, necesito hacer la PCR para confirmar que es negativa. Y así es como trabajamos”, confirmó.

El funcionario provincial dijo que el equipo de salud estaba trabajando en pruebas piloto.

“Ayer empezamos en Toay, hoy en el plan federal de General Pico, y así vamos a ir hasta tener todo en orden, la logística, la forma de integrarlo al sistema, y ​​solo allí estaríamos en las distintas locaciones buscando activamente para descubrir más enfermedades rápidamente, es decir, la búsqueda activa se vuelve más eficiente”, explicó.

También se mencionó que las pruebas de antígenos se pueden realizar en pacientes sintomáticos y la información fluye rápidamente.

“Para las zonas más alejadas de la provincia esto podría ser una ayuda muy importante, como el 25 de mayo, que es una zona con un número razonable de casos, la prevalencia de la enfermedad es alta.

Entonces aquí es donde se obtiene la mayor ventaja del método, sabiendo que el diagnóstico principal (método) siempre es la PCR, porque cuando un paciente está sintomático y da negativo, es necesario confirmar que es negativo con PCR”, dijo.

También explicó que las pruebas se estaban comenzando a aplicar ahora porque la primera generación de ellas no se desempeñó bien. “Todo lo que genere dudas, no lo usamos. Como las pruebas serológicas, son muy confusas.

El propio Gobierno de la Nación coloca a los test de antígenos covid 19 de segunda generación en el consenso de la prueba diagnóstica, tal como la Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera valiosa.

A partir de ahí, comenzamos a buscar el camino de aplicación en nuestra Provincia ”.

“Ayer tomamos unas 14 muestras y fueron cinco positivas. Ahora estamos volviendo a analizar a los que dieron negativo, cuántos de ellos también son detectados por PCR.

También vamos a tener nuestra propia experiencia provincial, para conocer en detalle la sensibilidad que tienen para diagnosticar”, agregó.

Finalmente, el Ministro de Salud mencionó la disminución de otras enfermedades respiratorias durante la existencia del virus COVID-19.

“Las enfermedades respiratorias como el virus de la influenza, la parainfluenza, el virus respiratorio sincitial en los niños, notoriamente si siguen el corredor endémico de La Pampa, se han reducido de manera asombrosa.

También diarrea infantil, hemos tenido muy pocos casos. Está claro que el distanciamiento, el uso de barbijo, la inasistencia a la escuela, evitar el hacinamiento de personas, corta toda la cadena de transmisión de todas las enfermedades virales”, concluyó.

Por News