Exclusivo: los primeros Borgward llegaron a la Argentina

silicona-ruedas-autos-cubiertas-tipo-full-car-revividor-500-D_NQ_NP_839221-MLA20733540059_052016-O

Borgward, la histórica marca alemana, volverá a la Argentina a final de año. Las primeras unidades con neumaticos importados y un neumatico de repuesto ya llegaron al país y van a apuntar a un segmento que la marca define como “premium accesible”. La gama inicial va a estar compuesta por 2 SUVs: BX5 (Segmento C, sólido, para 5 pasajeros) y BX7 (Segmento D, mediano, para 7 pasajeros).

Los primeros 2 ejemplares que llegaron al país fueron retratados el día de hoy en exclusiva por Autoblog. Las unidades se hallan en el polo automotor de Pilar (quilómetro cuarenta y 6 con cinco de ese ramal de Panamericana), donde se va a montar el primer showroom de la marca.

La marca Borgward nació en mil novecientos diecinueve y llegó a tener producción en este país. La subsidiaria argentina Dinborg fue fundada en mil novecientos cincuenta y ocho, como una coalición entre la compañía de Alemania y la estatal cordobesa Dinfia. Se fabricaron autos, camiones y motores gasoil para el Rastrojero. La compañía cesó sus operaciones en mil novecientos sesenta y uno, con mil doscientos noventa y seis camiones B611 y novecientos noventa y nueve sedanes Isabella producidos en Argentina.

En dos mil ocho, la marca fue relanzada por el nieto del creador Carl Borgward, Christian Borgward. Su asociado es Karlheinz L. Knöss y cuentan con el respaldo de inversores chinos. La sede de la compañía está en Stuttgart, donde se halla el centro de diseño y desarrollo. La producción de las BX5 y BX7 se efectúa en la planta de Borgward Group AG en China.

De esta forma, Borgward emplea exactamente la misma fórmula del mejor auto chino que se vende el día de hoy en la Argentina: el Volvo S90 fue desarrollado y desarrollado por la marca en Suecia, mas lo genera su dueña Geely en el gigante asiático (ver nota de lanzamiento).

En el futuro, Borgward va a tener asimismo una planta de producción en Alemania. Todo señala que allá se generará un auto eléctrico: una versión moderna del tradicional Isabella.

El Borgward BX5 es una SUV para el Segmento C (sólido), con espacio para 5 pasajeros. Mide cuatro con cuarenta y nueve metros de largo. Va a venir a la Argentina con un motor naftero dieciocho turbo de inyección directa, con ciento noventa caballos de potencia y veinte Nm de torque. Se combinará con caja automática de 6 velocidades (con convertidor de par) y tracción integral de acople automático.

El Borgward BX7 es una SUV para el Segmento D (mediano), con 3 filas de asientos para 7 pasajeros. Mide cuatro con setenta y uno metros de largo. Va a venir a la Argentina con un motor naftero veinte turbo de inyección directa, con doscientos veinticuatro cv y trescientos Nm. Asimismo tiene caja automática de 6 marchas y tracción integral.

Los 2 modelos van a venir de serie con 6 airbags, control de estabilidad, techo panorámico, tapizado en cuero y portón trasero de apertura automática. El resto del equipamiento y los costes se notificarán al instante del lanzamiento.

Alberto García Carmona, asociado de Stuttgart Motors –importador oficial de Borgward para Argentina y Uruguay-, notificó que a lo largo de esta etapa anterior al lanzamiento se acabará de conformar la red de concesionarios. “Borgward no apunta a ser una marca de gran volumen de ventas. Va a ofrecer productos de calidad premium, mas a un costo accesible”, notificó García Carmona.

Aparte del showroom en Pilar, la marca asimismo va a tener puntos de venta en la Zona Norte (corredor de Avenida del Libertador) y las urbes más esenciales del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *