¿Cuánto cuesta desarrollar un sistema de franchising?

How-to-Franchise-Your-Business-Seminar1

En ocasiones es alarmante ver con qué liviandad se ofrece el servicio de armar un programa de franchising, como si fuera una tontería al que pueden acceder todas las compañías. Siempre digo que casi todas las marcas y conceptos son franquiciables (no creo en los de esta manera llamados “test de franquiciabilidad”, y por otra parte, el neologismo suena horrible), mas lo que no son franquiciables son todas las compañías.

Así como se le exige una inversión inicial y una inversión permanente al franquiciado al comprar una franquicia, el dueño de la marca y el concepto también debe hacer una inversión inicial y permanente para cumplir con su responsabilidad de crear fuentes de trabajo y mantener en funcionamiento su concepto y su marca. Y la parte que le pagará a los que le ofrecen desarrollar un sistema de franchising rápida, fácil y a nivel económico, es la componente menor de esa inversión precisa.

Las compañías que no cuenten con el suficiente respaldo económico como para encarar la inversión precisa para lanzar sus programas de franchising, deberían abstenerse y proseguir con sus negocios propios tal y como lo vienen haciendo.

La industria del franchising es de una extraordinaria dificultad, y no es casualidad que en USA, decano en la materia, más del treinta y cinco por ciento de los franquiciantes tengan menos de 5 franquicias. Las razones son múltiples y vengo escribiendo sobre esto en este weblog desde hace años. Pero las dos principales en mi opinión son la poca idea que se tiene de la inversión que hay que hacer para transformarse en franquiciante, y la carencia de profesionalismo del team gerencial del franquiciante para manejar el crecimiento.

Todo franquiciante establecido, y mucho más los que están por lanzarse con sus programas, deberían tomar en consideración cuál es el tamaño de la inversión que van a tener que hacer o bien que deberían estar haciendo para que el sistema sea competente y agregue valor a todos los stakeholders de la marca, y en particular, a los franquiciados que son las personas que van a mantener vivo o bien matar al conjunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *