Beneficios de la ozonoterapia

Monitoring_ozone_printlarge

La ozonoterapia se usa en la medicina desde hace décadas para tratar diferentes enfermedades. Desde hace unos años se comenzó a emplear en el tratamiento de lesiones deportivas. Es una terapia vieja mas que en Bolivia ha tenido poca difusión.

Se halla en lo que es la farmacología, es una mezcla de ozono/oxígeno medicinal que tiene propiedades esenciales cuando ingresa al organismo generando efectos que ni los propios medicamentos pueden generar y que el organismo admite de forma positiva para diferentes géneros de enfermedades. Es un tratamiento alternativo que tiene como propósito activar el sistema antioxidante al reducir los radicales libres en el cuerpo (substancias tóxicas), aparte de progresar el metabolismo y por consiguiente la salud.

El ozono se genera de un generador y es la concentración de ozono con una salida de oxígeno que intercambia moléculas.

Si bien el organismo tiene su sistema de limpieza antioxidante, cuando los radicales libres o bien substancias oxidantes exceden el límite normal, comienzan a aparecer procesos inflamatorios, cansancio y baja oxigenación.

En general, se puede decir que la revitalizacion con ozono es un antinflamatorio poderoso, calmante, inmunomodulador que mejora la oxigenación tisular normalmente en todos y cada uno de los tejidos como pueden ser cerebro, riñón y corazón, a resultas de la minoración de la concentración de radicales libres.

EL TRATAMIENTO EN DEPORTISTAS

Esta terapia empezó a emplearse en jugadores de la Selección Boliviana de Futbol desde el dos mil quince, merced al médico de la selección, Fabián Pacheco, quien practica esta terapia. Conforme Pacheco, este tratamiento puede ser la solución para prosperar el desempeño de los atletas profesionales bolivianos como asimismo de otras disciplinas deportivas.

“Es una terapia que data de hace más de 100 años; el Ozono es el antinflamatorio más poderoso que ayuda a quitar el ácido láctico que genera el desgaste físico en los deportistas”, afirma Pacheco.

La ozonoterapia asimismo es ventajosa para sanar hernias (discal, cervical, dorsal y lumbar), fatiga crónica, lumbalgias, epicondilitis, pubalgia, desgarros, tendinitis y ruptura fibrilar, entre otros muchos.

OTROS BENEFICIOS

Se aplica en la población por lo general. “Esta técnica es científica y se puede aplicar a toda la población, no solo a los atletas, no hay peligro o bien contraindicaciones en los pacientes, además de esto se puede aplicar asimismo en niños”, explica.

La ozonoterapia mejora la circulación y oxigenación en la sangre, favorece la desintoxicación, reduce el colesterol y triglicéridos, mejora la calcificación de los huesos, mejora las defensas contra infecciones, cáncer y controla alergias, ayuda al organismo a aguantar mejor otros tratamientos, por poner un ejemplo la quimioterapia y la radioterapia. Además, sirve como regenerador de los tejidos. Ayuda en recobrarse de la artrosis, hernia discal, pie diabético, úlceras varicosas, hepatitis, cirrosis, colitis ulcerativa, amigdalitis crónica, prostatitis, infecciones urinarias crónicas, y sirve como un complemento ideal en tratamientos de cáncer, entre otros muchos.

Pacheco asegura que esta terapia, acompañada de un tratamiento en cámaras hiperbáricas, ayuda a atletas y población por norma general a recobrarse tanto de lesiones musculares como de molestias óseas provocadas por el desgaste de los cartílagos en los huesos, osteoporosis y artrosis, entre otros muchos. En un futuro, afirma, se pretende asimismo aplicar esta terapia como procedimiento precautorio en inconvenientes frecuentes en edades avanzadas.

Es un tratamiento alternativo que potencia cualquier otra aplicación médica. Los procedimientos de sanación consisten en un número de sesiones que cambia conforme la afección que se sufra. El tratamiento se emplea en diferentes enfermedades como lesiones deportivas, inconvenientes en las articulaciones y hernias de disco, cáncer, inconvenientes de piel, agobio y gastritis, entre otros muchos.

Pacientes con fibromialgias asimismo son aspirantes a este tratamiento; aunque no las cura, reduce los dolores. En casos de hernias de disco que han sido tratadas con esta terapia, han tenido mucho éxito y eludido intervenciones quirúrgicas. A menudo se trata con exactamente la misma, artrosis con personas de la 3ra edad.

El ozono tiene las cualidades de modular el sistema inmunológico, aumenta la producción de energía, reduce los niveles de oxidación en el cuerpo y el nivel de acidez en la vegetación estomacal. Este tratamiento suprime bacterias y ciertos virus. Además de esto, destroza las células cancerígenas.

“Es un gas, no un químico; es un fármaco y no está prohibido. Se puede emplear en todo instante, sobretodo en jugadores que continuamente reciben golpes en el juego” afirma.

MODOS DE ADMINISTRACIÓN

Existen diferentes modos de aplicación del ozono, puede ser intramuscular (autovacuna), rectal, endovenosa, estética y a través de infusión sanguínea. La más fuerte es la autohemoterapia mayor, consiste en una transfusión de trescientos a cuatrocientos ml. de sangre, por poner un ejemplo en personas que sufren leucemia. Se hace el intercambio con ozono y se efectúa la transfusión que hace que el organismo padezca todos y cada uno de los cambios en la persona con esta nosología.

En estética, se aplica en casos de celulitis, para conseguir rejuvenecimiento facial, quitar estrías, entre otros muchos, y puede ser mediante aceites ozonizados.

“Por falta de espacio y tiempo no estamos muy dedicados a esta área, atendemos los casos de mayor emergencia y con enfermedades. El tratamiento del dolor es principal para nosotros, existen pacientes que no pueden esperar” asegura Pacheco.

En personas con cáncer, el ozono llega a resguardar lo bueno del organismo, entonces, cuando se aplica la quimioterapia, esta solo ataca lo malo.

“Lamentablemente no hay medidas de prevención en Bolivia, la detección del cáncer se da cuando está en un estado muy avanzado, cuando es ya tarde. Si se advierte al comienzo, el ozono hace una regresión y se puede sanar absolutamente, en ocasiones, sin precisar quimioterapias.” asegura.

La eficiencia es mayor por vía hemática, puesto que se extrae sangre que se combina con ozono y un anticoagulante para eludir la capacitación de trombósis o bien alguna otra complicación circulatoria.

“La ozonoterapia consiste en una autotransfusión enriquecida con ozono. Se extrae una cantidad de sangre de la persona, se enriquece con ozono y vuelve a transfusionarse. No es dolorosa y dura unos treinta minutos aproximadamente”, afirma.

El tratamiento puede consistir en general en 2 sesiones de quince días y se puede reiterar anualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *